CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

martes, 30 de diciembre de 2014



MENSAJE DE NAVIDAD DEL GRAN MAESTRE DE LA MILICIA DEL TEMPLO 
(Traducido al Español)
   Nunca como en estos tiempos, habíamos sentido tan fuerte la necesidad de intercambiarnos las felicitaciones por una Navidad que recordara a todos su verdadero significado: festejar el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo por todo lo que ha representado para la humanidad, su redención, para que la Navidad de Nuestro Señor se convierta también en la Navidad de los hombres, de los hombres de buena voluntad.

   ¿Por qué la Navidad es hoy la esencia del Cristianismo y la fiesta más sentida de la civilización que, nacida desde la cuna de Belén, se transmitió a todo el mundo? Por lo menos hasta cuando los cristianos, incluidos los católicos, que deberíamos ser los custodios de la Navidad por legítima e ininterrumpida tradición, no recapitulemos definitivamente ante el enemigo más pérfido y falso, a sus cosas mundanas, a la pérdida de su identidad y de su fuerza (“estamos en el mundo, pero no somos del mundo”).

   Y es propio de la Navidad el que debamos volver a partir para descubrir de nuevo nuestro catolicismo y no permanecer como bautizados indiferentes, para reencontrar totalmente la vocación de la misión que se nos dio por medio de grandes gestas, y sobre todo, de coherente testimonio diario, comenzando por no avergonzarnos de ser y de actuar como católicos; ¿o preferimos arrinconarnos en la sacristía?

   Por ejemplo: hoy tenemos miedo del avance islamista, que verdaderamente es un peligro real e inmediato; sin embargo, no hay que temer a la fuerza del Islam sino a nuestra debilidad, mas ¿por qué podemos temer al Islam, una “religión”  que reivindica su imposición solo por la violencia?

   Naturalmente, esto vale para todo lo que hoy se opone al mensaje de Cristo, desde el materialismo práctico al ideológico, desde el sincretismo religioso al ateísmo de complacencia, unidos bajo la bandera del laicismo, de la imposición de los modales alejados de la propia naturaleza humana, a través de una sociedad donde no está muy claro el concepto de normalidad, así como la frontera entre el bien y el mal.

   Es Navidad, aunque también la Navidad sea: no dejarnos encandilar por las luces y lentejuelas de la vulgar comercialización de esta fiesta, para no arriesgarnos a perder de vista la luz del pesebre de Belén.

  Nosotros, que hemos elegido servir a Cristo bajo el estandarte de la Milicia del Temple, no podemos ocultarnos en la retaguardia de los compromisos y de una vida organizada con proyección horizontal; si “Militia” tiene ahora un sentido, no puede ser otro que el combate de la “buena batalla” para la realización de aquel Reino de Cristo que llama a la unión de todos ya desde los primeros gemidos del Niño y, particularmente nosotros, a través de nuestra específica vocación de “Milites”: fidelidad a la Regla (oración, comunidad, testimonio) en todos los momentos de nuestra vida, porque se es Caballero si sabemos vivir siempre como Caballeros.
Felicidades.
Dom. Marcello A. Cristofani della Magione

Gran Maestre. 

Para ver el mensaje original visitar la página de la sede magistral: http://www.ordo-militiae-templi.org/

jueves, 25 de diciembre de 2014

SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR
HOMILÍA DEL SANTO PADRE FRANCISCO
Basílica Vaticana
Miércoles 24 de diciembre de 2014

«El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande; habitaban tierras de sombras y una luz les brilló» (Is 9,1). «Un ángel del Señor se les presentó [a los pastores]: la gloria del Señor los envolvió de claridad» (Lc 2,9). De este modo, la liturgia de la santa noche de Navidad nos presenta el nacimiento del Salvador como luz que irrumpe y disipa la más densa oscuridad. La presencia del Señor en medio de su pueblo libera del peso de la derrota y de la tristeza de la esclavitud, e instaura el gozo y la alegría.
También nosotros, en esta noche bendita, hemos venido a la casa de Dios atravesando las tinieblas que envuelven la tierra, guiados por la llama de la fe que ilumina nuestros pasos y animados por la esperanza de encontrar la «luz grande». Abriendo nuestro corazón, tenemos también nosotros la posibilidad de contemplar el milagro de ese niño-sol que, viniendo de lo alto, ilumina el horizonte.
El origen de las tinieblas que envuelven al mundo se pierde en la noche de los tiempos. Pensemos en aquel oscuro momento en que fue cometido el primer crimen de la humanidad, cuando la mano de Caín, cegado por la envidia, hirió de muerte a su hermano Abel (cf. Gn 4,8). También el curso de los siglos ha estado marcado por la violencia, las guerras, el odio, la opresión. Pero Dios, que había puesto sus esperanzas en el hombre hecho a su imagen y semejanza, aguardaba pacientemente. Dios esperaba. Esperó durante tanto tiempo, que quizás en un cierto momento hubiera tenido que renunciar. En cambio, no podía renunciar, no podía negarse a sí mismo (cf. 2 Tm 2,13). Por eso ha seguido esperando con paciencia frente a la corrupción de los hombres y de los pueblos. La paciencia de Dios. Qué difícil es entender esto: la paciencia de Dios con nosotros.
A lo largo del camino de la historia, la luz que disipa la oscuridad nos revela que Dios es Padre y que su paciente fidelidad es más fuerte que las tinieblas y que la corrupción. En esto consiste el anuncio de la noche de Navidad. Dios no conoce los arrebatos de ira y la impaciencia; está siempre ahí, como el padre de la parábola del hijo pródigo, esperando atisbar a lo lejos el retorno del hijo perdido; y todos los días, pacientemente. La paciencia de Dios.
La profecía de Isaías anuncia  la aparición de una gran luz que disipa la oscuridad. Esa luz nació en Belén y fue recibida por las manos tiernas de María, por el cariño de José, por el asombro de los pastores. Cuando los ángeles anunciaron a los pastores el nacimiento del Redentor, lo hicieron con estas palabras: «Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre» (Lc 2,12). La «señal» es precisamente la humildad de Dios, la humildad de Dios llevada hasta el extremo; es el amor con el que, aquella noche, asumió nuestra fragilidad, nuestros sufrimientos, nuestras angustias, nuestros anhelos y nuestras limitaciones. El mensaje que todos esperaban, que buscaban en lo más profundo de su alma, no era otro que la ternura de Dios: Dios que nos mira con ojos llenos de afecto, que acepta nuestra miseria, Dios enamorado de nuestra pequeñez.
Esta noche santa, en la que contemplamos al Niño Jesús apenas nacido y acostado en un pesebre, nos invita a reflexionar. ¿Cómo acogemos la ternura de Dios? ¿Me dejo alcanzar por él, me dejo abrazar por él, o le impido que se acerque? «Pero si yo busco al Señor» –podríamos responder–. Sin embargo, lo más importante no es buscarlo, sino dejar que sea él quien me busque, quien me encuentre y me acaricie con cariño. Ésta es la pregunta que el Niño nos hace con su sola presencia: ¿permito a Dios que me quiera?
Y más aún: ¿tenemos el coraje de acoger con ternura las situaciones difíciles y los problemas de quien está a nuestro lado, o bien preferimos soluciones impersonales, quizás eficaces pero sin el calor del Evangelio? ¡Cuánta necesidad de ternura tiene el mundo de hoy! Paciencia de Dios, cercanía de Dios, ternura de Dios.
La respuesta del cristiano no puede ser más que aquella que Dios da a nuestra pequeñez. La vida tiene que ser vivida con bondad, con mansedumbre. Cuando nos damos cuenta de que Dios está enamorado de nuestra pequeñez, que él mismo se hace pequeño para propiciar el encuentro con nosotros, no podemos no abrirle nuestro corazón y suplicarle: «Señor, ayúdame a ser como tú, dame la gracia de la ternura en las circunstancias más duras de la vida, concédeme la gracia de la cercanía en las necesidades de los demás, de la humildad en cualquier conflicto».
Queridos hermanos y hermanas, en esta noche santa contemplemos el misterio: allí «el pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande» (Is 9,1). La vio la gente sencilla, dispuesta a acoger el don de Dios. En cambio, no la vieron los arrogantes, los soberbios, los que establecen las leyes según sus propios criterios personales, los que adoptan actitudes de cerrazón. Miremos al misterio y recemos, pidiendo a la Virgen Madre: «María, muéstranos a Jesús».


 Fuente: https://w2.vatican.va/content/francesco/es/homilies/2014/index.html

martes, 23 de diciembre de 2014


FELIZ Y SANTA NAVIDAD

Mañana celebramos la noche de navidad, es verdad, todos los años la conmemoramos, el acontecimiento es el nacimiento de Jesús, ponemos nuestros árboles de navidad, cenamos con la familia, el portal de Belen, pero deberíamos ser conscientes de lo que celebramos, quizás no nos demos cuenta, quizás el hecho de haber caído en las redes del consumismo y de la rutina nos haga pensar que es un día de fiesta, eso si, de fiesta de las de verdad, pero como decía hay algo más, creo que este día lo que debemos celebrar es la llegada de la esperanza a este mundo, esa esperanza que nos permite pensar que con nuestra fe en Jesús nuestros hermanos perseguidos y masacrados en Irak pronto estarán a salvo, la que nos permite creer que esta terrible crisis acabará de una vez y llegará el trabajo a todos los hogares, la esperanza en que algún día no existirán guerras en el mundo. 
Hoy, desde la Preceptoría de España de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo -Milicia del Templo, deseamos a todos que durante estas fiestas y todo el año 2015, su fe en Jesús les renueve la esperanza en un mundo mejor.

A todos os deseamos una FELIZ Y SANTA NAVIDAD

miércoles, 17 de diciembre de 2014


S.O.S AYUDA PARA LOS CRISTIANOS IRAQUIES.

Reproducimos en el Blog la noticia casi íntegra publicada en InfoCatólica por la urgencia de la situación, es digno y encomiable que ante cualquier calamidad o catástrofe la solidaridad internacional se movilice en todos los sentidos, no voy a citar países donde han ocurrido graves catástrofes y la ayuda a llegado, mal organizada, pero ha llegado, lo que es lamentable que nuestros hermanos iraquies y sirios, que están sufriendo una persecución atroz por el hecho de ser cristianos, estén igualmente pasando penalidades por la falta de solidaridad internacional, y más reprochable es aun que el resto de cristianos no estemos arrimando el hombro y dando la ayuda que esté en nuestras manos. Desde esta Preceptoría quedamos a disposición de Cáritas para colaborar en cualquier acción que se pueda llevar a cabo con el fin de paliar la situación de nuestros hermanos en la fe.


Ningún organismo humanitario internacional proporciona ayuda a los cristianos

En dos meses no quedará nada para ayudar a refugiados iraquíes, alerta Cáritas Jordania

Los cristianos que huyeron de Mosul y de la Llanura de Nínive que encontraron refugio en Jordania son ahora más de 7.000, y los recursos disponibles para su asistencia se terminarán en dos meses. Es la alarma que ha comunicado Wael Suleiman, director de Cáritas Jordania, a la agencia vaticana Fides: «el 70 por ciento de los refugiados cristianos se concentra en el área de Ammán. Un millar de ellos están alojados en 18 parroquias, otros encontraron alojamiento en casas», señala.


(ACI/InfoCatólica) «Viven soñando con escapar a los Estados Unidos, Australia y Europa, en un terrible estado de espera que afecta principalmente a los chicos y chicas en edad escolar: pasan días enteros sin hacer nada, porque, por razones burocráticas, no tienen acceso a las escuelas jordanas».
Los refugiados cristianos de Irak alojados en el Reino Hachemita tienen un futuro incierto. «Como Cáritas Jordania –dice Suleiman– estamos en un gran problema. Sostenemos los alquileres de las familias cristianas, distribuimos alimentos y artículos de primera necesidad, pero dentro de dos meses los fondos asignados a estas iniciativas de asistencia se agotarán. Vamos a tener que decir a esta gente que deje las casas y se marchen a vivir en la calle».
Los cristianos iraquíes que huyeron de Mosul y de la Llanura de Nínive que encontraron refugio en Irak son ahora más de 7.000, y los recursos disponibles para su asistencia se terminarán en dos meses. Es la alarma que lanzó Wael Suleiman, director de Cáritas Jordania.
«Hasta ahora nos ayudaron las Cáritas de Alemania y los Estados Unidos. Pero no llegó ninguna otra ayuda de otras entidades. Ningún organismo humanitario internacional proporciona ayuda a los cristianos, para no ser acusados de actuar de manera discriminatoria», concluye.
Para ver la noticia original seguir enlace: InfoCatólica


La Misión de la Caballería Cristiana hoy

Hermano Carlos

   Que duda cabe que la estética caballeresca es hoy puntera, se vende y genera beneficios millonarios. Es corriente la venta de espadas y armaduras, de comics y peliculas, de trajes y demás regalía.
Los juegos de rol se centran en lo medieval, los niños se disfrazan.
Toda esta estética del disfraz caballeresco tiene algo de positivo, puesto que estos casos la imago del disfraz está asociado a la imitatio, es decir, al ejemplo y emulación de gestas.
La filosofia de la gesta es la que la Militia Templi está tratando de recuperar...Más allá de las estéticas..¿qué es una gesta para el hombre de hoy? ¿que es una gesta para tí?
Para empezar, la primera gesta es dedicar un tiempo al Señor, la segunda, dedicar un tiempo a la Milicia, la tercera, acudir a la Cruzada por lo mejor del hombre que tiene lugar hoy.
Los militianos seguimos combatiendo los lugares Sagrados, esos lugares Sagrados son los Templos que están dentro de cada hombre y mujer: Los lugares Sagrados son la Humanidad misma.
Hay que combatir a través de la Oración, combatir a través del voluntariado, combatir a través de las ideas. Las tres cosas ya las hace la Militia. Liturgia, voluntariado, conferencias. A las tres cosas estás invitado.
Si quieres combatir con nosotros, ser un cruzado de verdad "que combata los combates del Señor" aquí estamos, sólo entonces estarás dispuesto a la más cruenta de las batallas, que es también la mejor: el combate contra tí mismo.
Hay una parte de tí que vibra al leerme, hay otra que nada más terminar el articulo dirá cualquier excusa al uso: "no hay tiempo" o cualquier otra. A nosotros nos pasa igual, no estamos exentos de nada.

La única diferencia es que nosotros hemos decidido combatir juntos para vencernos a nosotros mismos, cuando vence la mejor parte de tí ya eres tú mismo.

Solo somos felices, nada más.

martes, 16 de diciembre de 2014

SANTA MISA EN PUERTO RICO CON MOTIVO DE LA  FESTIVIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

A continuación dejamos unas bellas fotografías que nos ha remitido nuestro hermano dom. Edgardo Juan Cruz Ramos, Caballero Profeso de la Milicia del Templo – Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y Presidente de Una Voce Puerto Rico, correspondientes a la Santa Misa en la Forma Extraordinaria del Rito Romano, celebrada con motivo de la Fiesta de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María el día 8 de diciembre en la Parroquia de San Jorge en Santurce, siendo oficiada por el Rev. P. Fray Luis Oscar Padilla Cruz, OFM, en  dichas fotografías se puede observar igualmente ayudando al oficiante a nuestro hermano Edgardo con el hábito de la Milicia del Templo.









lunes, 15 de diciembre de 2014

ENTREGA ALIMENTOS A CÁRITAS SALAMANCA.

     Finalizada la campaña de recogida de alimentos llevada a cabo por la Preceptoría en España de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Militia Templi, a la cual le pusimos el nombre de Caja Amiga Solidaria, hoy se ha llevado a cabo en Salamanca, la entrega de todo lo recogido a Cáritas Salamanca, institución esta que por su experiencia, dedicación y la excelente labor que desarrolla dentro de la Iglesia para la asistencia a los más desfavorecidos seguro que distribuirá lo recogido donde más se necesite. Desde aquí queremos mostrar nuestro agradecimiento a todas aquellas  personas que han colaborado para que esta entrega de alimentos sea posible. Dejamos las fotografías tomadas y el enlace  a la página web de Cáritas Salamanca. En este sentido, es nuestra intención seguir haciendo honor a nuestra regla y continuar con el apoyo a los más necesitados que en el camino que nos lleva a Jesús son hermanos al lado de los cuales debemos estar en todo momento.

Enlace Cáritas Salamanca:  Cáritas Salamanca
Noticias Prensa: Salamanca 24 horas.com
Facebook Preceptoría Militia Templi: https://www.facebook.com/prec.esp 





viernes, 5 de diciembre de 2014

    NO BASTA DECIR CON QUE TIENES FE (PAPA FRANCISCO).

 Que bonita homilia la del Papa Francisco, y cuantas veces desde aquí animamos a todos nuestros hermanos a que el compromiso de ser católicos activos no se ciña solamente los domingos a la hora de ir a la Santa Misa, hay que demostrar nuestro compromiso con las enseñanzas de Jesucristo las veinticuatro horas del día y el Santo Padre en su homilía en en la Misa de Santa Marta nos lo dice alto y claro. 

Es de verdad cristiano quien pone en práctica la Palabra de Dios, no basta con decir que tienes fe: comentando el evangelio sobre la casa construida sobre roca o sobre arena, el Papa Francisco invita a no ser “cristianos de apariencia”, cristianos maquillados, porque en cuanto llega un poco de lluvia el maquillaje se va.
 
No basta – dijo – pertenecer a una familia muy católica o a una asociación o ser benefactor, si no se sigue la voluntad de Dios. “Tantos cristianos de las apariencias” – observó – “se hunden a las primeras tentaciones”, porque “no hay constancia allí”, han construido sobre la arena. En cambio, hay muchos santos “en el pueblo de Dios - no necesariamente canonizados, pero santos – muchos hombres y mujeres” que “ponen en práctica el amor de Jesús. Muchos”. Han construido la casa sobre la roca, que es Cristo.
 
“Pensemos en los más pequeños, ¡eh? En los enfermos que ofrecen sus sufrimientos por la Iglesia, por los demás. Pensemos en tantos ancianos solos, que rezan y ofrecen. Pensemos en tantas mamás y padres de familia que llevan adelante con tanto esfuerzo su familia, la educación de los hijos, el trabajo diario, los problemas, pero siempre con la esperanza en Jesús, que no se pavonean sino que hacen lo que pueden”.
 
Son “¡los santos de la vida cotidiana!”, exclamó el Papa.
 
“Pensemos en tantos sacerdotes que no se hacen ver pero que trabajan en sus parroquias con tanto amor: la catequesis a los niños, el cuidado de los ancianos, de los enfermos, la preparación a los novios… Y todos los días lo mismo, lo mismo, lo mismo. No se cansan porque en su fundamento está la roca. Es Jesús, es esto lo que da la santidad a la Iglesia, es esto lo que da esperanza”.
 
“Debemos pensar mucho en la santidad escondida que hay en la Iglesia” – afirmó Francisco – “cristianos que permanecen en Jesús. Pecadores, ¿eh? Todos lo somos. Y también algunas veces alguno de estos cristianos comete algún pecado grave, pero se arrepienten, piden perdón, y esto es grande: la capacidad de pedir perdón, de no confundir pecado con virtud, de saber bien dónde está la virtud y dónde está el pecado. Estos están fundados sobre la roca y la roca es Cristo. Siguen el camino de Jesús, le siguen a Él”.
 
“Los soberbios, los vanidosos, los cristianos de apariencia” – subrayó Francisco – “serán abatidos, humillados”, mientras que “los pobres serán los que triunfen, los pobres de espíritu, los que ante Dios no se sienten nada, los humildes, que llevan adelante la salvación poniendo en práctica la Palabra del Señor”.
 
“Hoy estamos, mañana no estaremos” – dijo citando a San Bernardo: “Piensa, hombre, qué será de ti: comida de los gusanos”. “Nos comerán los gusanos, a todos” – recuerda el Papa – “Si no tenemos esta roca, acabaremos pisoteados”.
 
“En este tiempo de preparación a la Navidad, pidamos al Señor ser fundados fuertes en la roca que es Él, nuestra esperanza es El. Nosotros somos todos pecadores, somos débiles, pero si ponemos la esperanza en Él podremos ir adelante. Y esta es la alegría de un cristiano: saber que en Él está la esperanza, está el perdón, está la paz, está la alegría. Y no poner nuestra esperanza en cosas que hoy son y mañana no serán”.

jueves, 4 de diciembre de 2014

    

LA INMACULADA CONCEPCIÓN PATRONA DEL ARMA DE INFANTERÍA

 El historiador británico Geoffrey Parker calificó de “helada milagrosa” la causa de la salvación de tres Tercios de españoles que habían sido copados por los rebeldes holandeses en 1585 en la isla interior de Bommel formada por dos brazos de río, en el Bommelerwaard, en los Países Bajos.

     Eso precisamente sucedió a estos tercios: por estar en una zona débil del despliegue, los rebeldes los bloquearon con embarcaciones que ocuparon los brazos de los ríos de modo que les impedían recibir refuerzos y víveres ya que la comarca estaba devastada; además, provocaron inundaciones para que subiera el nivel de las aguas, lo que obligó a los infantes españoles, ante el bombardeo enemigo, a concentrar su defensa en la colina de Empel. La situación era literalmente la antesala de un desastre. Frío, hambre y la vergüenza de una derrota segura.Los Tercios asediados (de los Maestres de Campo Mondragón, Yñiguez y Bobadilla según los estudios de nuestro colaborador José Palau) habían sido enviados allí para proteger a las poblaciones católicas, maltratadas por los protestantes, y pasar el invierno porque en esta estación disminuía, en principio, la intensidad de las operaciones y los Tercios se diseminaban por el territorio para hacer a las comarcas menos gravoso su sostenimiento. Sin embargo, ni españoles ni rebeldes desaprovechaban las circunstancias para obtener ventajas sobre el enemigo.

     Pero uno de los infantes, cavando para mejorar las defensas, encontró enterrado un cuadro con la imagen de la Virgen María que seguramente había sido escondido por holandeses católicos para salvarlo de la iconoclasia de los protestantes que no dudaban en ultrajar sus representaciones.



En aquellas circunstancias de extrema gravedad y de certeza de acabar pronto en una gran derrota, este hallazgo hizo que los infantes españoles lo interpretaran como una especial intervención de la Virgen María, a la que veneraban como católicos y españoles que eran. Rezaron, pidieron por su salvación y … esa noche cayó una helada tan espantosa que las aguas empezaron a congelarse, lo que indujo al almirante holandés a retirar las embarcaciones para que no quedaran bloqueadas por el hielo. Esto permitió a los infantes españoles reaccionar, salvar la situación y salir de aquella ratonera con la honra intacta. Se dijo que el almirante rebelde se lamentaba de que en esta ocasión “Dios se había hecho español”.
Aquellos infantes atribuyeron con tanta fe su salvación a un milagro que la devoción a la Inmaculada fue extendiéndose entre los demás Tercios, a pesar de que algunos ya tenían otros santos patronos. Y el que un historiador no español como Parker haya dado el calificativo de milagroso a este episodio –también conocido como el Milagro de Empel- lleva a considerar que lo sucedido fue verdaderamente extraordinario e inicio justificado de un camino imparable de devoción general de la Infantería española.

El Dogma de la Inmaculada Concepción.

A lo largo del tiempo, la devoción a la Inmaculada fue alcanzando tal grado de extensión e intensidad entre los españoles de toda condición que a Ella consagró España el Rey Carlos III en 1761 y la tomó por Patrona y Protectora, creando en su honor la Real y Distinguida Orden de Carlos III. Por aquella dedicatoria de Carlos III, el 8 de diciembre sigue siendo actualmente una de las Fiestas Nacionales de España.

Articulo completo publicado en revista ONE.
Para ver artículo completo seguir enlace:  Revista ONE


RETIRO DE ADVIENTO


RETIRO DE ADVIENTO 
Sábado, 6 de diciembre

Lugar: Convento PP. Carmelitas de Toledo
Organiza: PP.  de la Iglesia del Salvador


  • Puede participar libremente en las pláticas.
  • Si desea quedarse a la comida, debe avisar a alguno de los PP. El precio es de 12€.
  • Para más información puede llamar al siguiente tlfno.
639 581 619 (P. Carlos)
622 534 516 (P. Jose Manuel)