CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

viernes, 27 de enero de 2017

DEJAMOS LA TRADUCCIÓN PUBLICADA EN LA EXCELENTE PÁGINA VOX TEMPLI DE UN ARTÍCULO PUBLICADO EN CORRISPONDENZA ROMANA DEL PADRE PAOLO M, SIANO.

EL PADRE PAOLO M. SIANO DENUNCIA LA DERIVA ESOTÉRICA EN EL NEOTEMPLARISMO ACTUAL Y PIDE LA VUELA A LAS ENSEÑANZAS DE SAN BERNARDO DE CLARAVAL.

"ELEMENTOS DE ESOTERISMO EN ALGUNOS ENTORNOS NEOTEMPLARIOS"


     Algunos miembros de una de las muchas órdenes neotemplarias se pusieron en contacto conmigo para mantener un encuentro. Les saludé y escuché, expresándome su profunda tristeza, decepción y preocupación, porque entraron en el grupo neotemplario con el deseo de conocer y vivir los valores espirituales y cristianos de los antiguos y auténticos templarios, los de San Bernardo de Claraval.

     En su lugar han encontrado, poco perceptible y comprensible, un ambiente impregnado de esoterismo. Hemos hablado, entre otras cosas, de  los siguientes temas que dicen han encontrado en su “orden”:

a) la existencia, en la Orden, de un círculo interior, con un nombre específico, más o menos conocido que otros miembros no conocen.

b) la constante referencia a una “tradición” templaria transmitida oralmente de maestro a discípulo.

c) conceptos tales como “astrología”, “alquimia”, “yoga”, el “tercer ojo”, etc.

d) un rito particular de ” comunión “con el pan y el vino (fuera de la misa).

e) alguno incluso alegó ritos menores de exorcismo.

f) luchar contra las fuerzas del mal, no sólo con la oración común de los cristianos, sino también a través de objetos (vestimentas, colores, anillos, etc.), que parecen haber dado, de hecho, a similitud de los sacramentales de la Iglesia (no sabemos si esos objetos han sido bendecidos por un sacerdote de la Orden); en algún caso con rituales especiales para capturar y transmitir la energía.

g) una extraña angelología, etc.

     Estas noticias (algunas de las cuales son totalmente nuevas para mí) confirmaron, en esencia, algunos hechos acaecidos desde que me enteré de la existencia de estos grupos a través de la investigación personal y otros canales de información.

     Por razones obvias no puedo revelar la identidad de los neotemplarios que me han pedido informar de todo lo anterior. Sólo puedo decir que “no pertenecen a un grupo de neotemplarios que actualmente goza de la aprobación eclesiástica, a saber, la “Militia Templi” ( “Ordo Militiae Christi Templique Hierosolymitani”), aprobada en 1988 por el entonces Arzobispo de Siena Mons. Mario Ismaele Castellano OP , que después de dos años (1990) fue nombrado por la Santa Sede Visitador Apostólico de “Casa Mariana” de Frigento, dando una opinión positiva para el nacimiento del Instituto de los hermanos franciscanos (entre los clérigos favorables a la aparición de nosotros, los FFI también estaba el Card. Paul Augustin Mayer OSB de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei“)”.

     Volviendo al tema de estos neotemplarios, me mostraron su preocupación por sus hermanos y hermanas que parecen ser poco críticos hacia esas ideas y prácticas. La confusión también se ve favorecida por el apoyo que el grupo recibe de algunos eclesiásticos (simpatizantes o miembros), probablemente sin darse cuenta de los puntos mencionados anteriormente.

     Este caso demuestra que, como ahora, el neotemplarismo (construido en el s. XVIII), y luego los grupos u órdenes neotemplarias, que aspiran a la rehabilitación o el reconocimiento eclesial, debe velar por un enemigo sutil, que siempre es capaz de infiltrarse en interior: el esoterismo.

     Debo señalar que, que yo sepa, no en todas los órdenes o grupos neotemplarios se detectan “pasiones” o inclinaciones esotéricas, más o menos pronunciadas. Sin embargo una extensa demuestra, sin duda,  que al menos en algunos círculos se encuentra cierta simpatía por los esoterismos, a veces más tarde condenados sólo de palabra, tal vez en el intento ilusorio de distinguir un esoterismo “bueno” de una esoterismo “malo “… el fenómeno neotemplarismo esotérico es transversal a varias órdenes o entornos neotemplarios.

     ¿Pero que tienen los antiguos templarios con el esoterismo, la alquimia, doctrinas secretas y otras?

     En este sentido son interesantes las palabras de Bent Parodi (1943-2009), periodista, esoterista, masón del Gran Oriente de Italia, Grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (ASSR), que en su libro atestigua: “No, no hay ninguna certeza histórica de que el Temple tuviese auténticos secretos esotéricos internamente” (“Meditaciones sobre la masonería “Tipheret, 2007, p. 107).
     Aún sobre los antiguos templarios, Parodi escribe: “En cuanto a su supuesta doctrina esotérica, es correcto señalar que los historiadores más serios y documentados hasta ahora no han sido capaces de ofrecer ninguna certeza al respecto” (p. 110).
     Y sin embargo, en el ASSR, hay una interesante mezcla de neotemplarismo y esoterismo.
     Acerca del entorno de neotemplarismo esotérico y (al menos oficialmente) no masónico, tengo un caso muy interesante, no tan alejado en el tiempo.
Hace años pude leer el “Boletín d’information” Nº 5 [1975] de la “Ordre et Souverain Militaire du Temple de Jerusalén – Grand Prieuré Suisse “(OSMTH)”, dirigida por el entonces Gran Prior Alfred Zappelli († 2001), el cual en las Actas de la Comisión Parlamentaria de Investigación de la Logia P2 (CPIP2) aparecía como masón del grado 33, en relación con algunos masones italianos “33″ de la ASSR.
     El “Boletín” prueba que Zappelli (OSMTH), formaba parte de dos estructuras que están en contacto directo entre sí, la OSMTH y un cuerpo paralelo, que se concibe como el círculo interior, llamado “alto Magisterio” u “Orden secreta” y es una “Orden de iniciación” (cf. pp. 3,8-9). Ese “Boletín” menciona el “Baphomet” llamándolo uno de los símbolos más sagrados de los templarios, cuya explicación se encuentra sólo en los miembros de esa “orden secreta”, admite que Zappelli practicaban la alquimia, “entendida como transformación espiritual y cita extractos atribuidos a Hermes Trismegisto“.
     La investigación periodística de André van Bosbeke y Jean-Pierre De Staercke (“Chevaliers du siècle vingtième”, EPO, 1988) revela que de la OSMTH de Zappelli también formaron parte: el estadounidense Philip Guarino (financiero, masón y amigo del jefe de la P2 Licio Gelli), Pietro Muscolo (Gran Maestro del “Gran Oriente Italiano”), Luigi Savona (Gran Maestro de otra obediencia masónica ASSR y del “Rito filosófico Italiano”). Entre los amigos del neotemplario Zappelli estaban Julien Origas (1921-1983), Martinista y Rosacruz AMORC, Gran Maestro de la Orden del Templo Renovado, parece que Origas estaba cerca de un par de grupos luciferinos belgas. El templario Origas era miembro del “Centre Templier d’Etudes Historiques, Philosophiques et Esotériques di Alfred Zappelli”, que tiene por objeto ayudar a la humanidad a encontrar la paz, la tierra prometida, la Nueva Jerusalén … (cf. pp. 27.36-38.62-63, 139-147).
     Al lado de la rama suiza de Zappelli, la OSMTH tenía una rama francesa, que también eran miembros del “Service d’Acción Civique” (SAC), un servicio secreto francés “paralelo” y “gaullista”, disuelto en 1982 después de la matanza de Auriol (1981), en el que falleció, junto con su familia el inspector de policía Jacques Massie, un miembro de la SAC y de la ya mencionada OSMTH francesa.

     Por el asesinato de Massie fueron detenidos algunos miembros de la SAC. A partir de su “Convento” (Asamblea) en París en 1970, algunos neotemplarios de la OSMTH y los miembros del SAC, habían logrado tomar el control de la rama francesa de la Orden. El “Convento” se llevó a cabo en París, 5 Avenida de la Opera, exactamente en el mismo lugar en el ” Grande Loge Nationale Française-Opéra”.
     Después del caso Auriol-SAC, Zappelli fue apartado del Priorato de Francia de la OSMTH, que fue confiado a Georges Michelon, miembro del SAC.  (Cf. R. Marhic, L’Ordre du Temple Solaire, Burdeos 1996, pp. 146-148.153-165.198.204).
     La lección que nos da el caso OSMTH – SAC – Zappelli, es que en algunos ambientes neotemplarios puede madurar una mezcla de esotérico, servicios secretos (más o menos paralelos) y otros affaires.
     Así que los amigos neotemplarios deben saber que es mejor permanecer o volver a esos saludables orígenes templarios, apoyados con la intercesión y con el ejemplo y las enseñanzas de San Bernardo, gran devoto de María Santísima, Nuestra Señora del templo y Mediadora de todas las gracias . “Non nobis! [Sal 113 (114)].
Publicado en : http://www.voxtempli.org/?p=7318