CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

sábado, 13 de enero de 2018

CABALLEROS TEMPLARIOS, PROTECTORES DE LOS PEREGRINOS


Por G.B. D. Agustín Alcázar Segura (R).

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón, también llamada Orden del Temple y cuyos miembros son más comúnmente conocidos como caballeros templarios, fue fundada en 1118, tras la Iª Cruzada, por nueve caballeros franceses liderados por Hugo de Payns.

Tras la muerte de Godofredo de Bouillon, primer rey de Jerusalén, y elegido su hermano Balduino I como nuevo monarca, éste vio la necesidad de proteger los caminos y a los peregrinos, encomendándole esta misión a Hugo de Payns, concediéndole como alojamiento su propio palacio, ubicado a la sazón en el interior de lo que en su día había sido el recinto del Templo de Salomón, de donde les vino el nombre de Templarios.

La orden fue reconocida por el patriarca latino de Jerusalén Garmond de Picquigny, quien les impuso como regla la de los canónigos agustinos del Santo Sepulcro.

Once años después de su creación, en 1129, se reunió el llamado Concilio de Troyes[1], que se encargaría de redactar la regla para la recién nacida Orden del Temple. Sus miembros empleaban como distintivo un manto blanco con una cruz patada[2] roja dibujada en él.

Después de recibir la regla básica, cinco de los nueve integrantes de la orden viajaron, encabezados por Hugo de Payens, por Francia primero y por el resto de Europa después, con el objeto de recoger donaciones y alistar caballeros en sus filas. Se dirigieron inicialmente a los lugares de los que provenían, con la certeza de que serían aceptados y asegurándose cuantiosas donaciones. En este periplo consiguieron reclutar en poco tiempo una cifra cercana a los trescientos caballeros.

Los privilegios de la orden fueron confirmados por distintas bulas emitidas en 1139, 1144 y 1145, mediante las cuales se daba a los caballeros templarios una autonomía formal y real respecto de los obispos y se los dejaba sujetos tan solo a la autoridad papal. Asimismo, se les excluía de la jurisdicción civil y eclesiástica, se les permitía tener sus propios capellanes y sacerdotes pertenecientes a la orden y se les otorgó el poder de recaudar bienes y dinero de variadas formas. Además, estas bulas les daban derecho sobre las conquistas en Tierra Santa y les concedían atribuciones para construir fortalezas e iglesias propias, lo que les proporcionó gran independencia y poder.

Militarmente, sus miembros se encontraban entre las unidades mejor entrenadas que participaron en las Cruzadas, y según sus funciones y procedencias se clasificaban en: caballeros, de origen noble, cuya misión era guerrear; sirvientes o escuderos, de origen social más humilde, dedicados al cuidado de peregrinos y enfermos; y clérigos, que actuaban como capellanes.

Su número aumentó de manera significativa tanto en número como en poder[3], de modo que hacia 1170, los caballeros de la Orden del Templo se extendían ya por tierras de las actuales naciones de Francia, Alemania, Reino Unido, España y Portugal. Esta extensión territorial contribuyó al enorme incremento de su riqueza, sin que ninguna otra pudiera igualarles en todos los reinos de Europa.

Los templarios tuvieron una destacada participación en la IIª Cruzada, durante la cual protegieron al rey Luis VII de Francia tras las derrotas que este sufrió frente a los turcos. Sin embargo, su decadencia en Palestina comenzó en la IIIª Cruzada, cuando Saladino derrotó al ejército cruzado en la batalla de los Cuernos de Hattin (4 de julio de 1187), al oeste del mar de Galilea. El ejército cruzado estaba formado principalmente por contingentes templarios y hospitalarios a las órdenes de Guido de Lusignan, rey de Jerusalén, y de Reinaldo de Chatillon. En la batalla cayó prisionero el gran maestre de los templarios Gérard de Ridefort y perecieron muchos miembros de ambas órdenes. Saladino entró victorioso en Jerusalén, terminando así con el reino que había fundado Godofredo de Bouillón. Sin embargo, las gestiones del rey de Inglaterra  Ricardo Corazón de León lograron un acuerdo con Saladino para convertir Jerusalén en una especie de ciudad libre para el peregrinaje.

Durante los años sucesivos, los templarios continuaron su precaria presencia en Tierra Santa, hasta que se vieron obligados a trasladar su cuartel general a San Juan de Acre; pero en 1291, durante la VIIIª Cruzada tuvieron que evacuarla, poniendo fin a su presencia en aquellas tierras.

Implantación de los Templarios en la Corona de Aragón.

En 1134, Alfonso I de Aragón, en su testamento, cedió su reino a los templarios, junto a otras órdenes, como los Hospitalarios o la del Santo Sepulcro.
Como hemos expuesto anteriormente, este testamento no fue aceptado por los nobles aragoneses, y tras unos años de negociaciones, renunciaron a sus derechos a favor de Ramón Berenguer IV, convertido en rey de Aragón por su matrimonio con Petronila, hija del hermano del fallecido Alfonso I, Ramiro II el “Monje”.

En la Concordia de Gerona (1143), Ramón Berenguer IV, llegó a un acuerdo con los templarios por el que, a cambio de colaborar con la corona en la lucha contra los musulmanes, recibirían los castillos de Monzón (Huesca, donde establecieron su residencia principal), Mongay, Chalamera, Barberá, Remolins y Corbins.

En 1148, por su colaboración en las conquistas del sur del Patrimonio del Casal de Aragón, los templarios recibieron tierras en Tortosa y en Lérida. Tras una resistencia musulmana que se prolongaría hasta 1153, cayeron en poder de la Corona las últimas plazas de la región, recibiendo los templarios Miravet (Tarragona), a orillas del Ebro.

A la muerte de Pedro II en la batalla de Muret, el 12 de septiembre de 1213, heredó el reino su único hijo, Jaime I (1213-1276), de cinco años de edad, el cual estaba en aquellos momentos en poder del vencedor Simón de Montfort.

Ante la negativa de éste a entregar a su pupilo, del que quería hacer su yerno, el maestre del Temple con los principales señores aragoneses y catalanes se presentaron al pontífice Inocencio III solicitando que les fuese devuelto el niño-rey (enero de 1214), viéndose obligado a confiárselo al legado pontificio Pedro de Benevento[4].

En agosto de ese mismo año, las cortes de Lérida nombraron procurador general del reino al infante don Sancho, hermano de su abuelo Alfonso II; así mismo, se designaron gobernadores de Aragón y Cataluña y se encargó de la crianza de don Jaime a Guillén de Montredón, maestre del Temple, el cual dispuso para su residencia el castillo de Monzón.

Jaime I el “Conquistador” contó con el apoyo templario para la conquista de Mallorca (donde recibirían un tercio de la ciudad, así como otras concesiones en ella), y la ciudad de Valencia (donde de nuevo recibieron un tercio de la ciudad).
Los templarios se mantuvieron fieles al rey Pedro III, permaneciendo a su lado durante la excomunión que sufrió a raíz de su lucha contra los angevinos (pertenecientes a la Casa de Anjou) de Francia en Italia.

Implantación de los Templarios en la Corona de Castilla
Los templarios ayudaron a la repoblación de zonas conquistadas por Castilla, creando asentamientos en los que edificaban ermitas bajo la advocación de mártires cristianos, como es el caso de Hervás (Cáceres).

Ante la invasión almohade, los templarios lucharon en el ejército cristiano, venciendo junto a los ejércitos liderados por Alfonso VIII en la batalla de las Navas de Tolosa (16 de julio de 1212).

En 1265, colaboraron en la conquista de Murcia, que se había levantado en armas, recibiendo en recompensa Jerez de los Caballeros y Fregenal de la Sierra, en Badajoz, así como el castillo de Murcia y Caravaca (Murcia).

Implantación de los Templarios en el reino de Portugal

Los templarios entran en Portugal en tiempos de la condesa Teresa de León[5], de la que recibieron el castillo de Soure en 1127. Un año después recibieron Castelo de Soure a cambio de su colaboración en la lucha contra los musulmanes. En 1145 recibieron Castelo de Longroiva por su ayuda a Alfonso Henriques en la toma de Santarem. En 1147 reciben el castillo de Cera, cerca de Tomar, que se convertiría en su sede regional. Los templarios serían una orden bien asentada en Portugal.

A la bula papal ordenando la disolución, los reyes portugueses cambiaron el nombre de la orden en Portugal por el de Orden de Cristo, aunque con sustanciales diferencias respecto a la Orden del Templo original, sobre todo en cuanto a regla, votos y forma de elección de los carg

El final de la Orden

No es nuestro propósito relatar aquí todas las circunstancias y vicisitudes que llevaron al final de esta Orden; tan solo diremos que los que con más fuerza provocaron su muerte fueron el rey de Francia, Felipe IV el “Hermoso”, el Papa Clemente V y la Orden de los Dominicos. Con respecto al primero, la eliminación de la Orden suponía la desaparición de la exención jurisdiccional de una organización tan poderosa económicamente, que humillaba a un soberano lleno de deudas.

En el Concilio de Vienne (16 de octubre de 1311 a 3 de abril de 1312), el Papa anunció la supresión de la Orden del Temple. Por la bula Ad Providam, de 2 de mayo siguiente, Clemente V otorgó los bienes de la extinta Orden a los caballeros de San Juan de Jerusalén, es decir a los hospitalarios.

En la Península Ibérica, los bienes de la Orden pasaron a las coronas de Aragón, Castilla y Portugal así como a los Hospitalarios. Tanto en Aragón como en Castilla surgieron varias órdenes militares que tomaron el relevo a la disuelta, como la orden de Alcántara, Santiago, Calatrava o Montesa, a las que se concedió la custodia de los bienes requisados.
−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−−
[1] Las modificaciones principales vinieron del hecho de que hasta ese momento los templarios estaban viviendo bajo la regla de San Agustín, siendo sustituida en este concilio por la Cisterciense (la de San Benito, pero modificada) y que profesaba San Bernardo. Los caballeros hacían votos de castidad, pobreza y obediencia. No podían rehusar el combate aunque el enemigo fuera tres veces superior y si caían prisioneros no podían ser rescatados por dinero, lo que motivaba que normalmente fuesen ejecutados por sus captores.
[2] La Cruz patada o Cruz paté, es aquella cuyos brazos se estrechan al llegar al centro y se ensanchan en los extremos. Su nombre proviene de que los brazos de este tipo de cruz parecen patas.
[3] La expansión de la Orden en Europa fue impresionante, hasta el punto que, a mediados del sigo XIII, contaba con doce provincias en Occidente y cinco en Oriente, en tanto que sus miembros llegaban casi a los 20.000.
[4] LLAMPAYAS, José: Jaime I, el Conquistador. Biblioteca Nueva. Madrid, 1942. p, 53.
[5] Hija ilegítima de Alfonso VI, rey de Castilla y León, y de Jimena Muñoz. Casada con Enrique de Borgoña, fue madre del primer rey de Portugal Alfonso Henriques.


jueves, 11 de enero de 2018



EL FINAL DE UNA CIVILIZACIÓN

La verdad es que viendo estas imágenes uno no sabe si echarse a llorar o reafirmar su compromiso de luchar y resistir hasta el final, estó ocurría hace dos días en Alemania, la destrucción de una Iglesia, concretamente la de St. Lambertus en la población de Immerath, mejor símbolo que este de la muerte de una civilización.





miércoles, 10 de enero de 2018


3000 CRISTIANOS MURIERON POR SU FE EN EL ÚLTIMO AÑO, 2000 SÓLO EN NIGERIA
y en Europa nos escondemos y nos avergonzamos de serlo

     

     Corea del Norte, Afganistán y Somalia ocupan los primeros puestos de la Lista Mundial de Persecución presentada por Puertas Abiertas, con más de 90 puntos sobre 100. El estudio recoge también que España es el segundo país de Europa donde se han producido más ataques a edificios cristianos.

     En total, en los últimos doce meses Puertas Abiertas ha registrado 3.066 cristianos muertos por causas directamente relacionadas con su fe, así como 793 iglesias o propiedades de iglesias atacadas. El número de cristianos muertos a causa de su fe aumenta después del descenso de la estadística en 2016, cuando se registraron 1.207 muertes; aunque está lejos de las 7.106 de 2015.

     De esos 3.066 muertes, la mayor parte (2.000) se produjo en Nigeria. En este país, además, 500 mujeres sufrieron distintas formas de violencia sexual. Sin embargo, como la Lista Mundial evalúa un amplio abanico de formas de persecución, este país africano no ocupa los primeros puestos del ránking de persecución religiosa.

     El dudoso honor corresponde a Corea del Norte y Afganistán. En ambos países, muy distintos entre sí, la opresión contra los cristianos se produce en todos los ámbitos contemplados en el estudio: privado, familiar, social, eclesial y nacional.
Corea del Norte, con 94 puntos sobre un máximo de 100, ocupa el primer puesto de la lista por 17º año consecutivo. Afganistán está solo un punto por debajo. Le siguen Somalia (91), Sudán (87), Pakistán, Eritrea, Libia e Irak (86) y Yemen e Irán (85).

     Pakistán y la India: detenciones arbitrarias, violaciones…

     En el último año, la retirada del Daesh ha aliviado el nivel de persecución en Siria e Irak, si bien este sigue siendo muy alto. Y ha aumentado ocho puntos tanto en Libia como en la India. Por otro lado, han entrado en la lista Nepal (64 puntos), debido al nacionalismo religioso y a la actividad de radicales hindúes; y Azerbaiyán (57 puntos), por las investigaciones abiertas por las autoridades contra los cristianos.

     En la Lista también se recoge que Pakistán es el país en el que los cristianos han sufrido más actos violentos. Además de 15 cristianos asesinados por su fe, Pakistán ha sido el país donde más iglesias y propiedades de iglesias han sido destruidas o gravemente dañadas: 168. 110 cristianos fueron detenidos sin juicio previo, arrestados, condenados y encarcelados y 700 raptados o secuestrados (el país que le sigue en este campo «solo» ha visto 150 casos así).

     83 mujeres cristianas pakistaníes fueron violadas o sufrieron otros tipos de violencia sexual, y 700 fueron obligadas a casarse. Por último, se produjeron 169 ataques a casas, tiendas, negocios u otras propiedades de individuos cristianos.

     En la vecina India, se registraron 635 casos de cristianos detenidos sin juicio previo, arrestados, condenados y encarcelados, si bien en la mayoría de casos la estancia en prisión es relativamente corta. Asimismo, de los más de 33.000 casos en el mundo de cristianos que declararon en el último año haber sido víctimas de abuso físico o mental a causa de su fe, 24.000 se dieron en la India.
También en Europa



     La violencia contra los cristianos también se sufre en Europa. En colaboración con el Observatorio de la Intolerancia y la Discriminación contra los Cristianos en Europa, Puertas Abiertas ha registrado 101 ataques contra templos cristianos, de los cuales la mayor parte se produjeron en Francia (41) y España (30). En Alemania se registraron dos muertes relacionadas con la fe cristiana de las víctimas.

lunes, 8 de enero de 2018


INSTITUCIONES DE LA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO - MILICIA DEL TEMPLE.

EDITORIAL LA MAGGIONE
     La editorial "La Magione" se encarga de la impresión de las publicaciones de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple (Boletín, revista, anuario, breviario, etc.) y de los órganos que pertenecen a la Milicia.

Algunas de las obras disponibles: 

- Bocci-Mazzinghi: "Cabezas de ducha de Larderello boraciferous" - Poggibonsi, abril de 1994. 
- Blundetto hermana CE "¡No habrá más noche!" (Colección de poemas) - Poggibonsi, 1991. 
- C. Casini "Repertorio" de G. Cabos y presentación de L. Mencaraglia - Poggibonsi 1986. 
- Orden de la "Regla de los Pobres Caballeros de Cristo" Milicia T. - Poggibonsi 1994. 
- AA.VV. "La Vía Francigena y los Templarios entre el Piamonte y la Toscana" con obras de Silvano Belli - Poggibonsi 1996.


En preparación:

- SE Mons. F. Charrier. "13 de mayo de 1989: Homilía de despedida del Magione". 
- dom. A. Conti "Introducción a la Regla de los Caballeros Pobres de Cristo". 
- AJ Forey, Cerrini S., F. Tommasi, G. Rocca "Templar", extraído de la novena volumen del Diccionario de los Institutos de la perfección, Editions Pauline, Roma 1997. 
- "Constituciones" Orden de la Milicia T. 
- San Bernardo de Clairvaux " Liber ad Milites Templi, De laude novae Militiae". 
- San Bernardo de Claraval "De Pracepto et Dispensatione". 
- Stickler Card. AM "El valor teológico de la misa tridentina". 
- Orden de la milicia del T. "Officium parvum BMV Reginae Militiae etc."


Otras:

- Mantelli G. "La Magione, Casa del Temple en la Vía Francigena" - Poggibonsi 1990. 
- id. "Ordinario de la Santa Misa" (texto latino-italiano de 1962) - Poggibonsi 1995. 
- AA.VV. "Los Templarios: mito e historia". Actas de la Conferencia Internacional de estudios Celebrada en el Castillo de la Magione - Poggibonsi entre el 29 a 31 mayo 1987) recogidos por G. y F. Minnucci Sardi - Sinalunga 1989. 
- L. De Filla, Merlini G., I. Moretti "La Iglesia de San Juan en Jerusalén en el Magione di Poggibonsi ", con intervenciones de M. Forlani Conti, F. Cardini, L. Mencaraglia - EPT Siena 1986.
- AA.VV. "Peregrinaciones y Espiritualidad, Francigena y Templarios en el Tercer Milenio" Historia e iconografía de un gran orden ayer y hoy en las obras de Silvano Belli - Poggibonsi 1999.
EL CABALLERO CRISTIANO. Paladín

     Los siglos de Reconquista han impregnado de religiosidad hasta el tuétano el alma del caballero cristiano; infundiéndole, además, la convicción de que la vida es, en efecto, lucha; la lucha por imponer a la realidad circundante una forma buena, una manera de ser excelente, que por sí misma la realidad no tendría. 

     El caballero cristiano es, pues, esencialmente un paladín defensor de una causa, deshacedor de entuertos e injusticias, que va por el mundo sometiendo toda realidad -cosas y personas- al imperativo de unos valores supremos, absolutos, incondicionales. 

     Y lo que lo caracteriza y designa como paladín no es solamente su condición de esforzado propugnador del bien, sino, sobre todo, el método directo con que lo procure. 

     El caballero cristiano no tiene aguante, no aguarda, no espera; no busca, para transformar la realidad mala en realidad buena, algunos rodeos más o menos largos que de un modo, por decirlo así, mecánico, metódico y natural, vayan produciendo la deseada modificación de la realidad. El caballero cristiano cree ciegamente en la virtud y eficacia inmediata de su propia voluntad y esforzada resolución para transformar las cosas. 

     Otras mentalidades más lentas, menos ejecutivas y más propensas a acatar el sistema de las leyes naturales, pensarán que toda modificación de la realidad por el hombre requiere tiempo, exige primero una sumisión aparente a la legalidad física y material, hasta descubrir, poco a poco, las coyunturas por donde se pueda obligar a la naturaleza a asumir la forma y función determinada por el pensamiento humano de lo mejor. 

     Esta manera de actuar sobre las cosas reales postula, empero, la necesidad de esperar; requiere tiempo y trae como consecuencia la idea de una evolución lenta en el proceso de modificación de las cosas por el hombre. Mas el método evolutivo y paciente de influir sobre la realidad repugna al caballero cristiano, que quiere ahora mismo y sin más tardar, por sólo el imperio de su voluntad y poder, que el mal desaparezca y el bien sea, y que todo se someta a la fórmula contundente de sus palabras. 

     Hay en la mentalidad del paladín al mismo tiempo optimismo e impaciencia; optimismo como fe absoluta en el poder moral de la voluntad; impaciencia como demanda de transformación inmediata y total, no gradual y progresiva. Para el caballero cristiano, en suma, el ideal moral no es la norma a que se somete un proceso de transformación lento y progresivo, sino el imperativo de realización inmediata, completa y perfecta.


     Esta manera de sentir y de pensar implica, a su vez, un cierto desprecio de la realidad intrínseca; no sólo en el sentido de considerarla mala o indiferente, sino también en el sentido de tenerla por fácilmente vencible, transformable, dominable. 

     La materia, el cuerpo, los cuerpos están o deben estar a las órdenes del espíritu; si se niegan a obedecer a éste, es preciso obligarles, por la violencia, si fuera necesario, o por la penitencia o por el castigo sobre sí mismo y sobre los demás. 

     El caballero cristiano no duda de poder transformar la realidad, de acuerdo con los imperativos de las preferencias absolutas; justamente porque desprecia esa realidad y la considera incapaz de verdadera y autónoma existencia. La vida, pues, toda la vida habrá de consistir esencialmente en una constante enmienda de las cosas, de acuerdo con los dictados de lo mejor, de lo más perfecto.


     Ahora bien, ¿qué es lo mejor, lo más perfecto? ¿Quién dice al caballero cristiano lo que tiene que preferir, lo que debe hacer, la ley a que debe someter a los demás y a sí mismo? Ahora llegamos a otro punto capital de nuestro análisis. 

     Esos valores, esas preferencias absolutas, esa ley a que el caballero cristiano somete a los demás y se somete a sí mismo, no proceden de ningún código escrito, ni de costumbres, ni de convenciones humanas; proceden exclusivamente de la propia conciencia del caballero. El caballero no los encuentra hechos y vigentes, sino que los hace e impone él por sí mismo. 

    No están «ahí», como las leyes públicas; sino que florecen en el corazón del caballero, el cual no conoce otra legalidad que la ley de Dios y su propia convicción. El caballero cristiano es el paladín de una causa, que se cifra en Dios y su conciencia. No acata leyes que no sean «sus» leyes; no se rige por otro faro que la luz encendida en su propio pecho.

domingo, 7 de enero de 2018

“Les explico como me trataba el Isis”. Dramáticas confesiones de una prisionera cristiana.
Qaraqosh, Irak.


     Maryam fue capturada en febrero de 2015 en Siria y la ocultaron en Raqqa. No sufrió violencia, pero intentaron convertirla.

     Un año, un mes y cinco días. Tanto duró la dramática prisión de Maryam, una cristiana raptada por el Isis en febrero de 2015, en el valle de Khabur, en el nordeste de Siria, junto a otros doscientos cristianos sirios.

     En L’Espresso (4 enero) ha contado ese dramático periodo vivido en un escondite subterráneo de Raqqa, en el periodo en que la ciudad fue proclamada capital del Estado Islámico.

La “división”.

     “Era por la mañana”, recuerda Maryam, “intentamos escapar pero el río estaba en crecida y estábamos rodeados. Capturaron a mi padre, mientras mi madre y yo nos escondimos en casa de un vecino. Después de un par de días nos descubrieron y nos llevaron a Shaddadi“. En esta localidad, a unos cincuenta kilómetros de la ciudad de Hassakeh, hombres y mujeres fueron separados.

Pollo y verduras.

     Maryam (entonces quinceañera) y su madre acabaron en una casa de tres habitaciones con otras 40 mujeres. “Nos controlaban continuamente, y nuestros carceleros no querían que rezáramos. Pero no nos faltaba nada, comíamos pollos y verduras de la huerta”. Después de cinco meses en Shaddadi fueron trasladadas a Raqqa.

Se fingió enferma.

     En un primer momento, las prisioneras estaban juntas, después Maryam fue puesta en aislamiento mientras que sus compañeras de cautiverio eran liberadas una a una: “No imaginaba que entre tanto hubieran liberado a todas las demás. Si me lo hubieran dicho, probablemente me habría matado”.

     Maryam vivía en una celda oscura. Para ver la luz del sol se fingía enferma para ir al hospital y salir así al exterior.

Intentos de conversión al Islam.

     Durante su cautiverio, la joven no sufrió violencia física. También gracias a las negociaciones emprendidas por el obispo sirio Mar Afram Athneil, no la convirtieron en esclava sexual, ni la dieron como esposa a combatientes bajo el efecto de las drogas.

     Pero sus captores intentaron varias veces convertirla. “Mátame, o devuélveme a mi familia”, respondía ella.

Leer y rezar

     Su jornada estaba marcada por los momentos de la comida, siempre abundante: patatas, carne, arroz, dulces. Un soldado, Abu Zinab, con quien estrechó una relación algo amistosa, se lo pasaba a través de los barrotes: “Lo dejaba caer al suelo para no tocarme las manos”.

     Las únicas distracciones eran tres piezas de Lego de colores con las que jugaba en las interminables jornadas de soledad, un anillo en forma de corazón de la hija del carcelero Abu Osama, y las oraciones escritas a mano por otra prisionera, que se las dio al poco de llegar a Raqqa.

La mañana de la liberación.

     La mañana de su liberación, julio de 2016, Maryam rezaba apretando en las manos esas hojas manoseadas durante meses. “Sonríe desde el corazón – le dijo Abu Zinab tras llamar a su celda te llevamos con tu familia, te echaremos de menos”. Después fue a rezar y volvió a recogerla dos horas después.

     El shock de su cautiverio fue tal que Maryam necesitó dos meses para recuperarse. Al principio se escondía en casa y salía sólo para ir a misa.

Fuente: es.aleteia.org


LA DISCRIMINACIÓN COMO FORMA DE PERSECUCIÓN ALGO ENRAIZADO EN LOS PAÍSES MUSULMANES.

LOS CRISTIANOS EGIPCIOS, EN FUERA DE JUEGO

     Los jugadores de fútbol coptos denuncian la discriminación que les impide llegar a la primera división de la liga egipcia.




     Los coptos suelen recurrir al fútbol, el segundo credo de los egipcios, para ilustrar la retahíla de discriminaciones que padece a diario la minoría cristiana más vibrante de Oriente Próximo. Los jugadores coptos son los grandes ausentes en el terreno de juego de una de las ligas con más solera del continente africano. "A mi padre no le gustó nunca que me dedicara al fútbol. Decía que no era para los coptos y que jamás alcanzaría la primera categoría", rememora Remun Zajri, un futbolista cristiano de 29 años que milita en un club de la segunda división en Asiut, a unos 320 kilómetros al sur de El Cairo. La comunidad cristiana, que representa en torno al 8% de los 100 millones de egipcios, celebra este domingo su navidad entre lamentos y plegarias. Los últimos doce meses han sido especialmente sangrientos: el autodenominado Estado Islámico ha expulsado a los cristianos del norte del Sinaí y reivindicado una sucesión de atentados contra iglesias en la capital, Alejandría y las provincias del delta del Nilo y el sur. Un martirio al que se han sumado los esporádicos brotes de violencia sectaria en barrios y pueblos de todo el país contra propiedades coptas y una marginación latente a pie de calle y en las más altas instancias. El deporte estrella, capaz de reunir a cientos de miles frente a un televisor y desatar multitudinarias concentraciones públicas, no es una excepción.

"La ausencia de jugadores cristianos es una muestra de la discriminación que existe", denuncia Zajri, cansado de acumular portazos en una carrera repleta de obstáculos. "En una ocasión estaba a punto de firmar un contrato con el equipo de Al Guna [propiedad del magnate cristiano Naguib Sawiris]. Estábamos revisando los datos y cuando el entrenador se percató de que era cristiano, se negó a rubricar el acuerdo", evoca el joven. En otro incidente que ha tratado de olvidar, Zajri se topó con un técnico que se resistió a incluirlo en las alineaciones. "Me preguntó: ¿Cómo quieres jugar si eres cristiano? Terminé inscrito por las presiones de la administración pero jamás pronunció mi nombre. Leía la lista del resto de compañeros musulmanes y cuando llegaba mi turno se limitaba a decir: 'Y el otro que ya sabéis'". Durante el campeonato, el proselitismo rodó a la par que el balón. "El entrenador me aconsejaba que abrazara el islam. Me prometió que, si daba el paso, él mismo me ayudaría a lograr grandes éxitos en el futuro".

     La exclusión -presente incluso en las categorías juveniles y en la cantera de clubes de renombre como Al Ahli de El Cairo- llegó en 2016 hasta los juegos olímpicos de Río de Janeiro. Solidaridad Copta, una organización con sede en Estados Unidos, instó al Comité Olímpico Internacional y a la FIFA a abrir una investigación por la marginación de los cristianos en el ámbito deportivo. Entre los 122 atletas que representaron a la tierra de los faraones en Brasil, no figuraba ningún copto. Un dato que, a juicio de los denunciantes, desvela con crudeza "la enraizada discriminación que pervive en los entes deportivos y en la sociedad egipcia en general". El único refugio para los feligreses más forofos es la liguilla que cada año organiza la iglesia Ortodoxa Copta y que tiene como recompensa un trofeo entregado por el Papa Teodoro II. 

     En la primera división de la liga egipcia, de donde procede el cotizado astro del Liverpool Mohamed Salah, el único verso suelto se llama John Gamil. A sus 25 años, juega en Al Nasr, un modesto club del distrito capitalino de Medinat Nasr que batalla por sortear el temido descenso. "No creo que exista discriminación. El problema son las propias familias cristianas. No tienen confianza en sus hijos y siguen obsesionadas con el rechazo del resto de la sociedad", comenta Gamil en declaraciones a este diario. Curtido en el equipo de su ciudad natal - Fayum, a unos 100 kilómetros al sur de El Cairo-, el centrocampista comparte sueño con Zajri en mitad de las embestidas yihadistas y las amenazas de sus vecinos más intolerantes. "No pienso arrojar la toalla. Seguiré mi camino. Ojalá algún día haya muchos jugadores cristianos en primera".

Fuente: www.elmundo.es/internacional

sábado, 6 de enero de 2018

LA EPIFANÍA


     La celebración de la Epifanía gira en torno a la adoración a la que fue sujeto el Niño Jesús por parte de los tres Reyes Magos (Mt 2, 1-12) como símbolo del reconocimiento del mundo pagano de que Cristo es el salvador y rey de toda la humanidad.

     De acuerdo a la tradición de la Iglesia del siglo I, se relaciona a estos magos como hombres poderosos y sabios, posiblemente reyes de naciones al oriente del Mediterráneo, hombres que por su cultura y espiritualidad cultivaban su conocimiento del hombre y de la naturaleza esforzándose especialmente por mantener un contacto con Dios. Del pasaje bíblico sabemos que son magos (posiblemente casta de sacerdotes persas o babilonios, que estudiaban las estrellas, pues éstos eran denominados así: magos), que vinieron de Oriente y que como regalo trajeron incienso, oro y mirra. De la tradición de los primeros siglos se nos dice que fueron tres reyes sabios: Melchor, Gaspar y Baltazar. Hasta el año de 474 AD sus restos estuvieron en Constantinopla, la capital cristiana más importante en Oriente; luego fueron trasladados a la catedral de Milán (Italia) y en 1164 fueron trasladados a la ciudad de Colonia (Alemania), donde permanecen hasta nuestros días.

     El hacer regalos a los niños el día 6 de enero corresponde a la conmemoración de la generosidad que estos magos tuvieron al adorar al Niño Jesús y hacerle regalos tomando en cuenta que "lo que hiciereis con uno de estos pequeños, a mi me lo hacéis" (Mt. 25, 40); a los niños haciéndoles vivir hermosa y delicadamente la fantasía del acontecimiento y a los mayores como muestra de amor y fe a Cristo recién nacido.

NOCHE DE REYES




 LOS MEJORES REYES

     Una vez vi a los Reyes Magos. No eran tres, eran dos y eran los mejores magos que vi en mi vida. Se las arreglaban para que siempre hubiera algo en los zapatos. Lo mínimo, lo que fuere. Aunque no hubiera nada, ellos lograban que hubiese lo que para nosotros era todo. El tercero nunca lo vi, pero seguro que lo dejaban cuidando los camellos. Nunca, nunca olvidaré a los dos reyes magos que vi. Seguro que ustedes también los vieron y saben quiénes son y saben que son más magos que reyes. Si dejaron de creer, si esta noche no ponen los zapatos, ni el pasto, ni el agua, acérquense a sus reyes, denles un beso en la frente (ustedes saben que los tienen cerca) y los que no los tienen con ustedes, sepan que desde un cielo hermoso siguen viajando para seguir entregando ilusiones y sonrisas...

     Agradézcanle la herencia porque ahora muchos de ustedes se han convertido en reyes y en magos. Y lo mejor que pueden dejarles a sus hijos es esa magia que los convertirán en reyes y en magos…. Y tal vez, dentro de unos años, ustedes recibirán el beso en la frente y así será hasta el fin de los tiempos… Feliz noche para los reyes de hoy, para los de ayer y los reyes del futuro, porque no hay mejor reino que el mágico ni mejores reyes que ustedes…

Anónimo.


     Feliz noche y feliz día de Reyes para los reyes de hoy, de ayer y del futuro; porque hay que mantener viva esta tradición y, al igual que hicieron los Magos hace dos milenios, adorar al Niño que está en esa cuna desde donde sonríe el Cielo, y así, de este modo, llenarnos de amor y fuerza para extender su Reino.

Fuente: http://www.catolicidad.com/

viernes, 5 de enero de 2018

Se comienza a reaccionar ante tanto insulto a los símbolos cristianos.

Las parroquias de Madrid se lanzan a organizar cabalgatas netamente cristianas.



     «La gente está cansada de cabalgatas estilo carnaval», asegura uno de los párrocos promotores.

     La pasada Navidad, la parroquia Santa María del Pinar organizó su primera cabalgata de Reyes Magos y acudieron 400 personas.

     Este viernes 5 de enero se celebrará una nueva edición y esperan más afluencia de público porque «la gente está cansada de las cabalgatas en las que salen todo tipo de personajes», «cabalgatas estilo carnaval», asegura el párroco Pedro Ignacio Pérez Lozano. Al contrario, en la cabalgata del templo madrileño solo participarán los Reyes Magos y su séquito, que en esta ocasión estará formado por 40 bereberes con sus respectivas antorchas.

     El periplo de sus majestades comenzará a las 20:45 horas en un parque cercano. «Se irán acercando poco a poco al templo» y, en su camino, se «encontrarán con el rey Herodes con el que mantendrán una conversación», cuenta el sacerdote. A continuación, llegarán a la parroquia y serán recibidos por Pérez Lozano. A partir de este momento, la cabalgata tendrá otros tres momentos destacables. En primer lugar, «un matrimonio les dará la bienvenida». Después los Reyes Magos darán un discurso en el que «revelarán la importancia de su visita» y «pondrán a rezar» a la gente. «En este punto, explicarán que vienen a adorar a Dios convertido en un pequeño niño, a adorar al verdadero regalo de la Navidad y a Él le ofrecerán el oro, el incienso y la mirra». Por último, recibirán a cada niño y les entregarán una bolsa de chucherías.

     La iniciativa, revela el párroco, surgió para recuperar el verdadero sentido de la cabalgata y, así, «hacer algo netamente cristiano». Además, se «pretende ayudar a los niños y padres a que entiendan realmente lo que pasó, a que comprendan que unos magos de oriente fueron a Belén a adorar a Jesús». Por otro lado, esto «es una oportunidad de evangelización». Y, en este sentido, Pedro Ignacio Pérez Lozano sueña con poder recorrer algún día las calles del barrio

Santos Inocentes

     Santa María del Pinar no es la única parroquia madrileña que, visto lo visto, ha decidido organizar su propia cabalgata. En la parroquia de los Santos Inocentes el esquema es muy similar aunque en este templo «los niños de familias sin recursos del barrio también van a recibir un regalo gracias a Cáritas parroquial».
La celebración tendrá lugar el viernes 5 de enero a partir de las 16:00 horas. También está previsto que los Reyes Magos se acerquen a la residencia de ancianos Amma Arganzuela junto con los niños de la parroquia. Allí todos cantarán villancicos y entregarán un regalo a los residentes. La jornada concluirá con una Misa a las 19:00 horas en el templo.

Cabalgatas municipales

     La organización de cabalgatas cada vez es más popular entre las parroquias madrileñas. Sin embargo, hay quien opta por sumarse a las organizadas por los distintos barrios de la capital. Este es el caso de las parroquias de la Vicaría VI, que participarán en la cabalgata de Reyes del distrito de La Latina.

     De las 24 carrozas que componen la comitiva que recorrerá las calles del barrio, cinco han sido realizadas por distintas parroquias y colegios de la zona. Desde ellas no solo se repartirán caramelos sino que también se felicitará la Navidad.

     Y ya en la mañana del sábado 6 de enero los Reyes Magos se harán presentes en los templos de La Latina y repartirán juguetes a los niños de las familias más desfavorecidas.


José Calderero de Aldecoa @jcalderero
La Academia de San Giovanni

     Instituto de estudios e investigación sobre la Orden del Temple y sobre otras Órdenes Militares.

     La Academia de San Juan, es un Instituto de estudios e investigaciones sobre la Orden del Temple y otras órdenes militares, fue establecida en 1987 durante la gran Conferencia de Estudios Internacionales "Los Templarios: mito y la historia", celebrada en el Castillo de la Magione sede de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, entre 27 al 31 de mayo. Los fundadores académicos son los historiadores que participaron en dicha convención; Los académicos de derecho son los Caballeros y Damas del Templo Milicia; incluso las personas y los eruditos que no son parte de la Orden pueden ser admitidos en las diversas Disciplinas. 

     La Academia promueve la investigación y los estudios sobre la Antigua Orden del Temple y sobre otras Órdenes Militares,


Academia de San Giovanni

  • Constitución: Decreto Magistral n. 164 bis de 27.12.1987
  • Dirección: Castello della Magione - 53036 Poggibonsi (Siena)
  • Teléfono: +39 0577 936009
  • Fax: +39 0577 590162
  • Código Fiscal: 91002700523
  • Publicación: "Cuadernos de la Maggione" 
Académicos

  • Rector: El Gran Maestre de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Templo.
  • Miembros : Jean Leclercq, Franco Cardini, Sylvia Schein, Marie-Luise Bulst Thiele, Hamlet Spicciani, Anthony Luttrell, Renzo Caravita, Fulvio Bramato, María Stamawska, Alain Demurger, Massimo D, Francesco Tommasi, Italo Moretti, Gabriella Ferri Piccaluga, Arrigo Pecchioli, Aldo A. Mola, Arnolfo Cesari de Ardea, Temas de Clemente, Thomas Szabo, Mario Borracelli, Enrico Coturri, Giuseppe Capas, Luciano Mencaraglia, Franca y Giovanni Sardi Minnucci. 
  • Miembros de pleno derecho: Caballeros con profesión solemne y Damas con la donación perpetua de la Milicia del Temple.
  
(*) Resolución unánime de 31 de mayo de 1987, los oradores y participantes en los Estudios Intemacionales Conferencia "Los Templarios: mito y la historia." Casa  templaria de Poggibonsi 29-31.5.1987 - Milicia del templo - Anuario 1994 - pag. 53.


jueves, 4 de enero de 2018

CATÓLICOS EN IRÁN, UNA MINORÍA SILENCIADA

     

     
     Irán es un país consagrado al Islam desde 1979. Tras la Revolución Islámica, el país se convirtió en una república teocrática, en la que la religión de Mahoma envuelve todas las facetas de la vida diaria. Empezando por su nombre oficial (“República Islámica de Irán”) y siguiendo por su Constitución. Con estos mimbres, no es raro que el 96 % de la población se declare chiíta.

     Pero Irán también alberga una pequeña comunidad de católicos, cuya fe sobrevive a pesar de las duras restricciones que impone el régimen de Teherán. En Irán viven unos 8.000 fieles que pertenecen a las comunidades armenia, caldea y latina. A estos se suman los católicos extranjeros que, por razones de trabajo u otros motivos, residen en el país, hasta llegar a un total de 21.000. Son comunidades microscópicas que gozan de libertad, pero dentro de los confines de las iglesias. Por supuesto está totalmente prohibida la evangelización y también las conversiones procedentes del Islam.

     Un aspecto interesante es el trabajo de Cáritas Irán. Inicialmente su labor se limitaba a proyectos pequeños para la comunidad cristiana, pero después del devastador terremoto de 2003 empezó a operar a mayor escala gracias al apoyo de Cáritas Internacional y ahora sigue muy activa.

     Es verdad que en Irán hay seguridad para los cristianos, pero eso no significa que gocen de los mismos derechos que sus vecinos musulmanes. Por ejemplo, hay muchos médicos armenios pero ninguno de ellos puede ser jefe de un departamento; hay muchos militares, pero ninguno llega a coronel. Y lo mismo pasa con los profesores. La comunidad latina se concentra en Teherán, y está confiada a los salesianos. Esta es una comunidad internacional que recoge, juntos a unos pocos iraníes, a diplomáticos y trabajadores extranjeros.


     El obispo Ignacio Bedini, que está en Irán desde hace 50 años y ha vivido todos los avatares del país, desde el Sha de Persia a la irrupción de Jomeini, se ha lanzado a construir la catedral de los latinos, dedicada al Sagrado Corazón. Se trata de hacer presente a la comunidad en los nuevos barrios de la capital. El presidente Rouhani les ha concedido el terreno, pero el proyecto debe someterse a la regla de que la fachada no sea visible desde la calle. Y es que, en buena medida, los cristianos viven como en un gueto, tolerados pero bastante aislados del resto de la sociedad. La ola reformista del presidente Rouhani les ha dado algunas esperanzas, pero temen que sea algo pasajero.

Fuente: http://www.cope.es/amp/noticias/religion/catolicos-iran-una-minoria-silenciada_166417?__twitter_impression=true

martes, 2 de enero de 2018

Chesterton, la Navidad y la estrella de los Magos. 

     "Cuando un docto señor me dice que el 25 de diciembre en realidad rindo culto astronómico al sol, le respondo que no. Lo que hago es practicar una religión [...] cuyos placeres (para bien o para mal) no son en absoluto astronómicos. Si dice que el culto de la Navidad y el culto de Apolo son en realidad la misma cosa, le respondo que son completamente distintas, y que si lo sabré yo, que he profesado las dos. Siendo muy pequeño creía en Apolo, y ahora que soy muy, muy grande, creo en la Navidad.
     No nos rindamos tan dócilmente a estos manidos retazos de la verdad, como esa frase de que la Navidad es de origen pagano. Fijémonos en qué significa realmente. Hasta donde llega nuestro conocimiento, se reduce solamente a que los primitivos escandinavos celebraban una fiesta en el solsticio de invierno. ¿Y qué otra cosa podían hacer los primitivos escandinavos, sobre todo en invierno? Que quemaban el tronco más grande en invierno. ¿Acaso esperaban los sabios que aquellos paganos tan simples quemasen el tronco más grande en verano? 
     De nuevo se reduce a esto: que muchas tribus han adorado el sol, o han comparado a algún dios o héroe con el sol. Igual que tantos poetas han comparado a su dama con el sol, sin intención de convertirla en mito solar. Así pues, al hablar mucho del solsticio solar, puede argumentarse que la Navidad es una especie de adoración del sol. A todo ello, la respuesta es que la sensación es muy distinta. A todos aquellos que profesan captar "el arquetipo tras los símbolos", lo primero que les pido es que sientan lo diferente que es adorar al sol o seguir la estrella" (Gilbert K. Chesterton, "La Navidad y el progresismo", 1910; en "El espíritu de la Navidad", trad. de Aurora Rice, Espuela de Plata, Sevilla, 2017.